Blog de Salud

    Blog de salud y bienestar

    El bruxismo: síntomas e información

    bruxismo-blog

    La primera vez que a uno le dicen, en el contexto que sea, que padece de bruxismo, siempre se tienen la impresión de haber contraído una enfermedad difícil de curar y con unas consecuencias desagradables. Nada más lejos de la realidad.

    Para empezar, el bruxismo no es ninguna patología, sino una respuesta cerebral compleja; nuestra actividad residual cerebral emite ondas cerebrales y son unas ondas en concreto las que desencadenan el bruxismo. En la mayoría de ocasiones se produce durante el sueño, asociado a las distintas etapas del mismo, pero en otras ocasiones se produce incluso durante estados de vigilia, como respuesta a los estados ansioso-depresivos y como consecuencia de la activación del eje hipotálamo-hipofisario-adrenal y la utilización de catecolaminas a nivel central.

    Resumiendo, podríamos decir que el bruxismo como tal no supone una patología, es una respuesta fisiológica del sistema nervioso central y lo que podríamos considerar un desajuste del mismo, es lo que nos podría acarrear consecuencias patológicas, veamos las razones.

    bruxismo y sus patologias

    Consecuencias Patológicas del Bruxismo

    Cuando durante el sueño tenemos un elevado número de episodios bruxistas, las zonas que los soportan (musculatura masticatoria, musculatura del cuello, articulación temporomandibular (ATM) y dientes) suelen sufrir una sobrecarga, que se traduce en varias posibles patologías: patología muscular, patología articular y patología dental.

    • Fundamentalmente en la patología muscular encontramos activación de puntos gatillo, que son bandas tensas hiperirritables localizadas dentro de la fibra muscular y que nos hacen sentir dolor, no sólo sobre la musculatura afectada, sino también dolor irradiado a otras zonas anexas: en este caso, en la cara y cabeza. La consecuencia de esta activación de puntos gatillo, puede provocar dolores en la mandíbula, cara, cefaleas, e incluso, dolores en el cuello.
    • En la patología articular, segunda de la que hablamos, encontramos en este caso problemas en la articulación temporomandibular, como puede ser la luxación discal con reducción, que el paciente siente como un “clic” u otros tipos de sonidos articulares mientras abre o cierra la boca, come, habla, etc. Como consecuencia de la actividad muscular masticatoria rítmica, se produce un aumento de la presión intra-articular que tiene como consecuencia, unida a otros problemas de lubrificación, el fracaso del complejo cóndilo-disco.
    • En último caso, en la patología dental, encontraremos diversos tipos de afectación de las piezas dentales que pueden ser desgastes, roturas, etc. En tal caso,  las férulas u órtesisoclusales, deben ser utilizadas fundamentalmente para evitar la patología dental, siendo nulos los efectos que estos remedios provocan sobre la patología muscular y articular.
      informacion sobre el bruxismoMás allá de todo lo comentado en este artículo, debemos de decir que existe poco de verdad o de científico en muchos artículos difundidos por la red: Interferencias oclusales, mordida,etc. Estos, poco o nada tienen que ver con el bruxismo, a pesar de que nos empeñemos en seguir escribiendo interminables líneas sobre el tema.

    2 comments

    1. Me han echo una implantologia total,y como padezco budismo me han puesto dos férula ,una arriba y otra abajo,por que con una en la parte de arriba seguía rompiendo los dientes de la implantologia.¿se puede llevar f erulas arriba y abajo.Gracias.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *